Las debilidades del “oro amarillo” del agro español

El limón se ha convertido en los últimos tiempos, en un cultivo muy rentable, por lo que ya se le conoce como “el oro amarillo” del campo español. A pesar de que en los últimos años, ha tenido comercialmente muchas oscilaciones de precios, este cítrico mantiene una tónica positiva, incluso en momentos tan complicados, como los que se viven actualmente por el Coronavirus-COVID-19. Según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, sus precios se han incrementado un 47,3% desde el inicio del confinamiento; de este modo, durante la semana previa al anuncio del Estado de Alarma, las cotizaciones medias de este producto se situaron en 0,38 euros/kg, mientras que la semana pasada alcanzaron los 0,56 euros/kg.

Para el Secretario General de ASAJA Murcia, Alfonso Gálvez Caravaca, “el limón está teniendo una gran demanda, a pesar del COVID-19, debido fundamentalmente a que uno de nuestros principales competidores, como es Turquía, ha tenido unas fuertes heladas, y afortunadamente, eso nos ha permitido posicionarnos en el mercado con una buena demanda y óptimos precios. Pero, no nos equivoquemos, estamos viviendo “una tormenta perfecta”.

Sin embargo, el portavoz de esta organización agraria reconoce que “hay que reconocer, que tenemos una amenaza importante por parte de otros países terceros como son Egipto, Jordania o Túnez, que llegan al mercado  con unos costes de producción ínfimos, y contra eso, es enormemente difícil competir. Por ello, desde ASAJA Murcia exigimos que la Unión Europea controle de forma exhaustiva los envíos de limones que llegan al mercado europeo, y creemos que sería muy interesante, poner una tasa arancelaria a estos países para acceder a nuestro mercado comunitario. Lamentablemente, esta medida, de momento, ha ´´caído en saco roto“ para las autoridades comunitarias”.

Por su parte, Juan de Dios Hernández, Director General de la empresa citrícola Expor – Import DIALI, situada en Beniel (Murcia), reconoce que “el sector del limón, tiene mucha vecería desde el punto de vista comercial, y hay que reconocer que a pesar de que tenga buenos precios y excelente demanda comercial, la competencia en el mercado es brutal y, depende de cada campaña, pero no siempre podemos disfrutar de precios altos, pues cada año tenemos más costes productivos, y es muy complicado hacer frente a nuestros competidores”.

“Lo responsables de la Unión Europea no son conscientes, de que con la política de globalización de los mercados y de abrir el mercado a todo tipo de producciones, se está empobreciendo al sector de limón y perdemos competitividad y hegemonía comercial en el mercado”, señala contundentemente Juan de Dios Hernández.

En consonancia con ello, el Presidente de ASAJA Alicante, Eladio Aniorte Aparicio, también subraya que “la política europea está provocando que los productores de limones en España, pierdan cada vez más rentabilidad y, a pesar de que hay campañas, con excelentes  precios, como hace algunos años, que el kilo se sitúo a casi un euro, la gran amenaza de los terceros países es uno de nuestros principales caballos de batalla actualmente”.

Dentro del mismo contexto, el máximo responsable de esta organización echa de menos una “auténtica imagen de marca”, pues en su opinión “no hemos sido capaces, de trabajar para crear una sólida y potente imagen de marca, sin embargo otros países sí lo han hecho, y estamos en gran desventaja, pues hemos perdido liderazgo comercial”.

Al mismo tiempo, el Director del Campaña para la Promoción y Divulgación de los Cítricos Españoles, Francisco Seva Rivadulla, indica que “tenemos una gran ventaja, la excelente calidad que tenemos en nuestros cítricos, pues tenemos un limón extraordinario, y eso lo saben bien los clientes, pero entendemos que es necesario fortalecer mucho más la imagen promocionales de los mismos en los mercados internacionales”.

Auge del limón ecológico

En un apartado distinto, el Secretario General de UPA Málaga, Francisco Moscoso”, subraya que “el sector del limón ecológico ha experimentado un auge en los últimos tiempos, y eso ha sido sin duda positivo, pero es importante trabajar para incrementar los niveles de consumo tanto en nuestro país como en la Unión Europea”.

Igualmente, Juan Antonio Martínez Rubio, Director General del firma ecológica Toñifruit, S.L., con sede en Librilla (Murcia), reconoce que “el sector de cítricos y limones ecológicos ha tenido un crecimiento en los últimos años, pero también tenemos la obligación de potenciar e incrementar su consumo, pues es vital que también el consumo se incremente, y para ello es fundamental mayores campañas de promoción y divulgación de los beneficios del consumo de alimentos ecológicos, entre éstas, de los limones bio”.

Para Manuel Martínez Meroño, Presidente de ASAJA Campo de Cartagena, “el limón es un cultivo muy noble y rentable, pero los productores también tenemos importantes retos a los que hacer frente como es la ordenación y concentración de la oferta, así como debemos potenciar el relevo generacional en las explotaciones citrícolas y fomentar la internacionalización en otros mercados comerciales, como es Asia, Emiratos Árabes y, por supuesto, es de máxima prioridad recuperar el mercado ruso para el limón español, un mercado que lamentablemente perdimos y que es fundamental, que volvamos a recuperar”.

Reproducir el articulo