El mango orgánico: Una realidad que crecerá paulatinamente por la gran demanda de los consumidores

La importancia que tiene el mango orgánico y el valor de la sostenibilidad y gestión hídrica, son los ejes de la entrevista mantenida con el Doctor Iñaki Hormaza, Profesor de Investigación del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) en el IHSM (Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea “La Mayora”, en Málaga (España).

Producción de mangos ecológicos en el campo malagueño

Hormaza es doctor en Biología Vegetal por la Universidad de California, Davis, desde 1994. En el año 2000 obtuvo una plaza de científico titular en el CSIC y continuó su carrera investigadora en el Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea La Mayora en Málaga (IHSM La Mayora), un centro mixto entre el CSIC y la Universidad de Málaga. Desde 2003 es responsable del Departamento de Fruticultura Subtropical del IHSM La Mayora y, desde 2007, Profesor de Investigación del CSIC, el nivel más alto del organismo. Durante su carrera científica ha estado implicado en numerosos proyectos de investigación nacionales e internacionales centrados en el estudio de la diversidad genética, en la caracterización y conservación de germoplasma y estudios de biología reproductiva en frutales subtropicales y de zonas templadas. Desde su incorporación al IHSM La Mayora, ha dirigido más de 45 proyectos de investigación de ámbito regional, nacional e internacional, más de 35 contratos de investigación con el sector privado y ha colaborado en numerosos proyectos adicionales. Ha publicado más de 200 artículos científico-técnicos, más de 125 de ellos en revistas de impacto y presentado más de 150 comunicaciones a congresos científicos y numerosos artículos de difusión y transferencia de la investigación.

En relación a los trabajos de investigación realizados por nuestro entrevistado, el Profesor Hormaza explica que “estamos evaluando variedades y portainjertos para ver las que mejor se adaptan a nuestras condiciones de cultivo. Al mismo tiempo, también trabajamos en optimizar la biología reproductiva, todos sabemos que el mango produce muchas flores y de ellas solamente unas pocas dan fruta, e investigamos porqué ocurre eso y cómo podemos favorecer un mejor cuajado de fruta en mango, favoreciendo también los insectos polinizadores de este cultivo”.

Fachada del IHSM Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea
“La Mayora” en Málaga

Asimismo, “también estamos trabajando mucho a nivel genómico, con ADN y marcadores moleculares, en primer lugar para identificar variedades. Tenemos una colección de más de 80 variedades aquí en nuestro centro de investigación, y el primer paso, es que las mismas estén perfectamente caracterizadas a nivel molecular de forma que no tengamos errores en nuestra colección. También somos centro de examen para la oficina europea de variedades vegetales para mango, aguacate y chirimoyo, es decir, cualquier nueva variedad de mango que quiera registrarse en el sistema europeo de protección de variedades pasa por nuestro centro de investigación gracias a la colección de mangos que tenemos”.

“Otra línea de trabajo cada vez más importancia es la tolerancia a la sequía, aquí tenemos un problema grave de disponibilidad de agua, y posiblemente en los próximos años va a ir a peor debido al cambio climático, y por tanto estamos trabajando en ver cómo afecta la escasez hídrica al mango a nivel de investigación, y para ver cómo podemos después cultivar mangos en condiciones de mayor sequía, y posiblemente de peor calidad de agua”, destaca el Profesor Hormaza.

Producción de Mango Sostenible

Con respecto a la producción de mango sostenible, nuestro entrevistado señala que “en nuestro caso es así, porque tenemos un espacio privilegiado en el cultivo del mango a nivel mundial. Tenemos un clima mediterráneo con inviernos fríos comparados con lo que hay en otros lugares, y por tanto tenemos una presión de plagas y enfermedades mucho menor con respecto a otras zonas. Prácticamente no tenemos que aplicar productos químicos al  mango en su cultivo, pues no tenemos enemigos graves en este cultivo. Hay algunos problemas de malformación, o de cochinillas del mango, pero se pueden controlar. Entonces, podemos decir que el mango es un cultivo sostenible actualmente, en lo tenemos que avanzar es en reducir la cantidad de huella hídrica por kilo de fruta producida, para eso, supone mejorar los sistemas de riego, que se han avanzado muchísimo en los últimos años, aumentar la productividad por hectárea, y también mejorar portainjertos, adaptados a condiciones de mayor sequía”.

Colección de Variedades

El Profesor Hormaza también destaca que su centro tiene una importantísima colección de variedades de mangos. En este sentido, apunta que “tenemos una colección de más de 80 variedades en La Mayora en la colección de germoplasma, es una colección única en Europa y muy importante a nivel mundial, pero a nivel comercial hay muy pocas que se estén cultivando en España, esa es una de nuestras batallas queremos diversificar en variedades en cultivo para aumentar ventanas en recolección. Actualmente, más del 80 por ciento de la producción española de mango es de la variedad Osteen, que es original de Florida, y España es prácticamente el único lugar del mundo en que se cultiva a nivel comercial, y llega toda la producción al mismo tiempo en el mes de octubre, y nuestra idea es diversificar con variedades más tempranas y más tardías, ya hay varias ellas en cultivo, para tener mango de calidad en España desde agosto hasta diciembre o incluso enero si fuera posible”.

Nivel agronómico del mango

Además, nuestro entrevistado subraya el alto nivel agronómico del mango español. En consonancia a ello, comenta que “la ventaja del mango para nosotros, es que es de recién introducción en España, aquí en la zona subtropical de la península ibérica el cultivo por excelencia era el aguacate, y en este cultivo se avanzó mucho en técnicas de cultivo, cómo optimizar el riego y cómo optimizar la poda, y cómo adaptar una especial subtropical a un clima mediterráneo. El mango también se introdujo a nivel comercial en los años 80 y el boom fue realmente en los años 90 y en los primeros años del 2000, y por tanto ya había una experiencia previa en el aguacate que permitió que el cultivo del mango fuese mucho más tecnificado que el que fue en su origen el aguacate”.

Mango Orgánico

Con respecto al mango orgánico, el Profesor Hormaza también señala que “

en primer lugar, las nuevas directrices de la Política Agraria Común en Europa tienden y apuntan a un aumento cada vez mayor de la agricultura ecológica y, creo que para el año 2030, el 30 por ciento de la producción en Europa tiene que ser ecológica. En Europa es indudable y, no tiene vuelta atrás, y cada vez va a ser más importante. Con el mango, en climas tropicales está expuesto a muchas plagas y enfermedades, e hicimos un trabajo para National Mango Board, sobre plagas y enfermedades en mango, y la lista es muy extensa. Entonces en algunos lugares es complicado el manejo ecológico, pues hay una presión grande de plagas y enfermedades, por lo que hay que ir poco a poco, creo que los pasos pasan por ir reduciendo el aporte de productos químicos y paulatinamente conseguir que tengamos un  cultivo más agroecológico en el mango. Eso se está consiguiendo en diferentes países y es viable. Evidentemente es más fácil en nuestras condiciones de clima mediterráneo donde nuestras plagas son menores”.

Además, añade que “otro factor importante en la sostenibilidad que va en favor del mango en Europa es la huella de carbono por transporte, evidentemente cuanto este más cerca del consumidor menor va a ser la misma, y eso es importante tenerlo en cuenta”.

Tímida producción ecológica

Dentro del mismo contexto, nuestro entrevistado subraya que “todavía es tímida la producción ecológica pero hacia ahí van los pasos, y cuanto antes seamos consciente de ello y dentro de unos años va a estar incorporado en el sello de la fruta que estén comprando los consumidores, pues mejor, ya que en algunos mercados europeos quieren ya conocer el origen de la fruta o la huella de carbono tanto en la producción como en el transporte. Cuanto más preparados estemos para dar respuesta a eso pues mucho mejor”.

“El último trabajo que hicimos para NMB fue un informe sobre plagas y enfermedades a nivel mundial en mango, y también ver las alternativas o recomendaciones para hacer un manejo más ecológico en ese contexto, pues para algunas de ellas si hay alternativas al uso de productos químicos. En este trabajo, lo primero que hicimos fue detallar las distintas plagas, y después dar opciones de manejo, para disminuir el uso de productos químicos en el uso del mango”, indica el Profesor Hormaza.

Gestión hídrica eficaz en mango

En relación a la gestión del riego en el cultivo del mango, este prestigioso investigador señala que “en el caso de España, me atrevería a decir que el 100 por ciento es riego localizado. De hecho, el cultivo del mango se introdujo recientemente, y ya estaba disponible la tecnología de riego localizado y no hubo necesidad de usar riego a manta. La ventaja del mango comparado con el aguacate, es que en el aguacate todo el año tenemos flor o fruta en el árbol aquí en España, mientras que en el mango no ocurre eso, tenemos un periodo de reposo bastante largo por nuestro invierno frío, que son varios meses, en los que se puede controlar bastante bien el aporte de agua, por lo que con un buen manejo de riego puede disminuir el aporte de agua comparado con otros cultivos. Es una de las ventajas del mango para un clima mediterráneo, puedes manipular mucho mejor el consumo de agua y reducirlo, si lo comparamos con el aguacate”.

Además, también hace especial hincapié en que “aquí hemos tenido mucha relación con el sistema de producción en Israel, donde se ha optimizado mucho el uso del agua por un clima mediterráneo seco como tiene este país, por lo que nuestro manejo del agua es mucho más eficiente que otros países, pues sino lo hacemos de esa manera el cultivo sería inviable. Y en otras zonas del mundo pueden tener lluvias más frecuentes, o pueden aguantar varias semanas sin regar porque va a llover enseguida, pero en nuestro clima por ejemplo, entre los meses de abril y mayo hasta octubre, no hay precipitaciones, y son los meses cálidos en los que se produce el desarrollo de la fruta, por tanto no podemos cultivar mango sino aplicamos agua durante esos meses de verano. O hacemos una gestión eficaz del agua o no sería un cultivo viable en estas condiciones”.

Nivel alto de asesoramiento técnico a productores de mango

Con respecto al nivel de asesoramiento técnico que tienen los productores de mangos, el Profesor Hormaza señala de forma clara y contundente que “el nivel es bastante alto, y de hecho hay un equipo de técnicos de las principales empresas que también hacen esa labor para sus socios. El manejo técnico que hacen los agricultores es bastante adecuado, hacen poda de flor en las variedades que lo requieren, y el manejo es bastante tecnificado en este sentido”.

Calidad del mango

Asimismo, nuestro entrevistado reconoce también que “el mango es una fruta excelente. El mercado europeo cada vez está valorando más el mango como una fruta saludable y como una fruta de calidad. Hay que trabajar bastante más en asegurar la calidad del mango que llega al consumidor, un problema que había hace unos años era la pulpa blanda, que ya se vio por temas de investigación que estaba asociada a un exceso de nitrógeno en la fertilización del mango, y se controla muy bien para que los niveles de este elemento químico sean bajos para evitar esta problemática. Esto hay que controlarlo muy bien para que un consumidor europeo cuando consume un mango repita. Y un problema, que en este caso tenemos en España, es la recolección muy temprana de mangos, cuando empieza su temporada en agosto – septiembre, hay muchas veces que se recolecta demasiado pronto, y todavía no está con la calidad suficiente para el consumidor, en aspecto puedes estar bien por fuera pero no está bueno para consumir, y si el consumidor lo prueba ya no la vuelve a adquirir. Un trabajo fundamental es asegurar que la calidad del mango que lleva al mercado europeo sea excelente”.

Reproducir el articulo