El mango dominicano apuesta por desarrollarse en Asia y Rusia y trabaja para “conquistar mercados del alto valor”

El sector del mango en República Dominicana se caracteriza por poseer una excelente calidad y un extraordinario sabor, muy valorado por los compradores internacionales. Debido a esto, este cultivo ha ido creciendo y expansionándose internacionalmente, no solamente en Estados Unidos y Europa, sino que se ha marcado como meta alcanzar mercados tan importantes como Asia y Rusia.

Para conocer más sobre la industria del mango dominicano, hemos entrevistado al Presidente del Clúster del Mango de República Dominicana, el Ingeniero Rafael Enrique Leger Alies, un auténtico experto y conocedor del mango en este país. Nuestro entrevistado es también fundador del comité organizador y presidente en tres ocasiones de la Feria del Mango (Expo-mango), que es una herramienta fundamental para promocionar el mango de este país, así como es un defensor y enamorado del mango dominicano.

Orígenes

Según nos explica el Ingeniero Leger Alies, “el mango criollo en República Dominicana y en el resto del Caribe, entró en a mediados del siglo dieciocho a través de los portugueses, y de ahí se desarrollaron muchas variedades, pues nuestro país tiene más 200 o 300 variedades criollas, y sabemos que tenemos que ir identificando las variedades que tienen potencial de exportación, potencial de proceso para hacer subproductos del mango como deshidratado, la pulpa, el jugo, sabemos que hay mucho material genético que podemos aprovechar.

Se comenzó a comercializar  variedades comerciales de mango de exportación a partir de 1980, anteriormente se tenía variedades silvestres, pues la variedad Keitt representa un 75%, se adapta a la mayor parte de zonas climáticas de nuestro países y domina las áreas de siembra, y es el mango más prolífico. Hace más de siete años, se descubrió el mango criollo que es Mingolo y el Banilejo fue el primero que se exportó al mercado norteamericano, pero en esta variedad tenemos que mejorar y seleccionar un mango más grande, pues el Banilejo es muy pequeño pero tiene muy buen sabor. Respecto al Mingolo, que tiene más tamaño tenemos que trabajar esta variedad, pues es el mango estrella de República Dominicana en este momento, como variedad criolla”.

Además, añade que “la variedad Keitt domina la venta en Europa y el Mingolo en Estados Unidos, aunque el Mingolo también se está dando a conocer en el mercado europeo”.

El sector en cifras

Ya analizando las cifras del sector en este país, nuestro entrevistado comenta que “una de las ventajas que tenemos es que hay mucho mango silvestre, pero como plantaciones comerciales organizadas, y tenemos una proyección de crecimiento de siembra entre un 10 y 15%  anualmente, y 7.500 hectáreas de producción con fincas organizadas y con excelente climatología. Hemos crecido exponencialmente, actualmente exportamos cajas de 4 kilos por encima de 5 millones de cajas. Exportamos un 20% al mercado norteamericano y un 80% a Europa”.

Dentro del mismo contexto, el Ingeniero Leger apunta que “comercializamos 21.000 toneladas entre Estados Unidos y Europa. El mercado de Estados Unidos va a crecer este año porque hay tres nuevas plantas. Vamos a seguir subiendo en el mercado norteamericano, y es un mercado enorme, donde se valora la calidad, y vamos a seguir desarrollando el mercado norteamericano”.

“Hemos pasado en 2003 de 1.645 hectáreas a las 7.500 has. del pasado 2020. Además, hemos crecido de 5 exportadores a 20 durante el pasado año. El número de productores también se ha incrementado pasando de 749 a  1.700 (con promedio de 5 Has.) durante el último año. En el ámbito exportador, hemos crecido progresivamente desde 1.989 a las 21.000”, subraya el Ingeniero Leger.

Nuevos mercados de exportación

En lo concerniente a la apertura de nuevos mercados de exportación, este experto indica el interés que tiene la industria del mango dominicano por mercados del arto valor. En este sentido comenta, “en la medida que llegan los turistas rusos a nuestro países, van conociendo nuestras frutas, por lo que Rusia es un mercado potencial para nuestros mangos que debemos aprovechar. Italia y Países Árabes son muy interesantes para nuestros mangos”.

Además añade que “Canadá es un mercado potencial de consumo de nuestros mangos y una de las ventajas  de este mercado, es que no exige tratamiento hidrotérmico, y tenemos que trabajarlo más, pero hemos hecho estudios y para poder competir con México es un poco difícil, tenemos facilidades por barco y vía aérea con este país, con mangos amarilllos. Podemos entrar comercialmente con mango especiales y mangos gourmet listos para comer”.

Mercado asiático

Otro mercado de enorme interés para el mango dominicano en Asia. En este sentido, nuestro entrevistado puntualiza que “hemos realizado exportaciones a Japón, no en grandes volúmenes pero sí se han hecho, y otro mercado muy interesante es Corea, ya tuvimos a este país como país invitado en la feria hace dos años, y podemos trabajarlo mucho más. Son dos mercados potenciales que tenemos que desarrollar”.

“Japón ya exige tratamiento hidrotérmico y nos va a obligar a tener más oferta con tratamiento hidrotérmico”, apunta el Ingeniero Leger.

Retos y Desafíos

En el capítulo de retos y desafíos, este prestigioso ingeniero destaca que “tenemos que trabajar en nichos de mercado, tras el análisis FODA que hicimos se determinó que coincidimos comercialmente en producción con países grandes como México, también Puerto Rico que está produciendo mucho, y apostamos inicialmente al mango orgánico, pero con la crisis económica mundial del 2008 – 2009 tuvimos un pequeño retroceso con la producción de mango orgánico, y equiparó los precios y los productores se desencantaron”

“En los próximos años, vamos a tener una mayor oferta de mango orgánico, pues los precios se están recuperando. Pero le hemos puesta mucha atención al mango étnico y mango gourmet, con una excelente presentación y listo para comer, y utilizar mucho el transporte aéreo y podemos colocar fruta para Estados Unidos, Europa o Rusia, pues estamos más cerca y tenemos mejores precios en el transporte aéreo, que Centroamérica o México”, subraya el Ingeniero Leger.

Perspectivas positivas de crecimiento

Abordando el crecimiento del mango dominicano a corto y medio plazo, las perspectivas son muy positivas. Nuestro consultado señala que “tenemos excelente suelo, clima, y estamos apostando por mango de alto valor, pero debemos trabajar las certificaciones, la terminación del producto, la calidad de las cajas, los empaques, etcétera, Hemos aumentado la calidad del mango exportado, pues hemos trabajado mucho en la capacitación de los productores. Pero tenemos que ir mejorando la calidad de los empaques y aumentando las certificaciones, tenemos unas expectativas de crecimiento enormemente optimistas. Disponemos un banco de germoplasma con variedades como por ejemplo Austin, y lo estamos reproduciendo, y en pocos años lo podemos ofertar, y esta es una ventaja que tenemos y podemos aprovechar”.

Mango Congelado

Con respecto al sector del mango congelado, el Ingeniero Leger manifiesta que “aquí tenemos muchas empresas que trabajan mango congelado y conforme dinamismo la comercialización, vamos a poder desarrollar la industria del mango congelado”.

Añade también que “hay que realizar alianzas estratégicas con compradores de Estados Unidos y Europa. Hay mucha fruta que puede ser procesada para ser congelada y queremos forjar uniones empresariales que enriquezcan nuestra industria”.

Valoración de National Mango Board

El Ingeniero Leger también resalta la labor de la National Mango Board, que califica como “excelente”. En este sentido, comenta que “desde que los conocimos por primera vez y nos colocamos en las estadísticas de entrada a Estados Unidos nos han ayudado enormemente. Es excelente su trabajo y así quisiéramos que en Europa hubiera un organismo que apoyase  la promoción de nuestros mangos en el mercado europeo. Hacen un trabajo buenísimo y no ayudan mucho, como con las jornadas técnicas que hicimos recientemente”.

Futuro del mango dominicano

Con respecto al futuro del mango dominicano, nuestro entrevistado se muestra firme y contundente pues “ve un futuro extraordinario” y resalta que “debemos trabajar sobre nichos de mangos étnicos, y conquistar mercados de alto valor como, por ejemplo Canadá, y los mangos gourmet para mercados como Japón, Corea y Europa, por vía aérea. Para todo ello, aprovechar el Banco de Germoplasma, que está ubicado en las estaciones experimentales del IDIAF de Bani y cinco estaciones de la región sur del país.  Este banco de germoplasma cuenta con las 10 principales variedades o cultivares criollos y las 10 variedades o cultivares introducidos, comerciales o con potencial de comercialización”.

Reproducir el articulo