El futuro de la Seguridad Alimentaria y de las Cadenas de Suministro

Por Darinel Herrera

Este domingo 7 de junio, celebramos el  Día Mundial de la Seguridad Alimentaria.

Hoy más que nunca nos damos cuenta de lo importante que es que los alimentos se produzcan de manera constante, inocua y sostenible  y a su vez, que estos se distribuyan de manera homogénea, fresca y segura en cada rincón del planeta. .

A causa de la actual pandemia derivada de la propagación del viru COVID-19, la comunidad internacional ha puesto especial énfasis  en el importante rol que juega la seguridad  alimentaria en la sostenibilidad del suministro de los alimentos a nivel global y en la salud de las personas.

Nelson Larrea ( Asesor del International Trade Centre-UN para el Programa Región Exportadora de la la Cooperación Suiza – SECO) señala en su artículo; La importancia de los sistemas agroalimentarios para afrontar la pandemia que existe una correlación entre nutrición saludable y capacidad de respuesta inmune de nuestro organismo frente a cualquier enfermedad, lo cual es posible sólo accediendo a una oferta constante de la gama recomendada de alimentos. La demanda de cítricos como fuentes de vitamina C, por ejemplo, llegó hasta a quintuplicarse en algunos mercados.

Como sabemos, los alimentos nutritivos nos proporcionan la energía y los nutrientes que necesitamos para estar saludables y activos. Para hacer eso, nuestra comida debe pasar pruebas que demuestren que no contiene niveles de toxinas o microorganismos que podrían dañarnos. Cada año, más de 420 000 personas mueren y unos 600 millones de personas en todo el mundo se enferman después de comer alimentos contaminados.

Los alimentos inseguros evitan la absorción de nutrientes, lo que resulta en una nutrición deficiente y una nutrición deficiente hace que las personas sean más susceptibles a las enfermedades y a los virus. Es un círculo vicioso que debe romperse. El Objetivo de Desarrollo Sostenible de la Organización de la Naciones Unidas , que trata de acabar con el hambre, lograr la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y promover la agricultura sostenible, solo se puede lograr cuando los alimentos son seguros. Esta es la base para un mundo #CeroHambre

Con el aumento del comercio mundial, hay un número creciente de desafíos para mantener la seguridad de los alimentos a medida que viaja grandes distancias y a través de las fronteras. Es por ello, que el instinto de protección desarrollado por las naciones a nivel global ante la crisis de la Covid-19 también impulsará la tendencia al nacionalismo industrial. Una práctica que invitara a los paises a priorizar la producción y el consumo local para asegurarse el abastecimiento. La globalización tendrá que redefinirse, porque el miedo al desabastecimiento reforzará la importancia de disponer de investigación, producción y suministros propios o muy próximos.

Reproducir el articulo